Betiko aza berakatzarekin / La berza de siempre con refrito de ajo

Larunbatean merkatura joan eta itzelezko azak ikusi nituen, noski, hilabetearen izenak dioenez aza aroa (azaroa) dugu hau. Gure familiaren etxean, hotz handiko igandeetan garabantzuak azarekin, garabantzu zopa eta okela piperrekin edo tomatearekin jaten da. Oroimen politak dakarzkit burura azak, nahiz eta jende askok gustoko ez izan.

El sábado fui al mercado y había unas berzas espectaculares. Claro, en euskara el mes noviembre se dice "azaroa", lo que viene a ser la época de berza o col (aza=berza, aro=época a=articulo la o él). En mi casa los fríos domingos siempre se come sopa de garbanzos, garbanzos con berza y carne (zancarrón) con tomate o pimientos. La berza me trae grandes recuerdos aunque sea una hortaliza que no es del gusto de todo el mundo.



OSAGAIAK:
  • 1 trozo de berza cortada pequeña pero no picada
  • agua
  • sal
  • ajos
  • aceite de oliva

ELABORAZIOA:
  1. Poner el agua a hervir y salar
  2. meter la berza durante 3 o 4 min
  3. sacarla y pasarla por agua fría o meterla en un bowl con agua y hielo
  4. freir ligeramente los ajos en una sartén
  5. añadir la berza y dejar hacer 3 min para que acabe su cocción


Egiteko beste era bat hurrengoa litzateke: Aza 3 minutu gehiagoz irakin daiteke eta gero berakatza frijitu eta hau azaren gainean jarri. Niri aza al-dente gustatzen zait eta kolore zuriaz. Sarritan aza jatetxeetan ateratzen dutenean hau larregi egosia ateratzen dute eta bere kolorea ere ez da oso atsegina izaten. Beraz, kontuz egosteko tarteekin, ez pasatu, bestela plater erraz, merke eta zoragarri bat, amets gaiztoa bilaka daiteke.

Además de esta forma de proceder también se puede alargar la cocción de la berza durante 3 minutos más y luego añadir a la misma un refrito de ajo.A mi me gusta la berza al-dente y blanca. A menudo cuando sirven berza en los restaurantes esta está demasiado cocida y su color es bastante desagradable. Por lo tanto cuídado con los tiempos de cocción, que no se pase, si no un plato fácil, barato y maravilloso se puede convertir en una pesadilla.