Reinventándome.... o cosas que NO me da miedo contar


Sarrera hau, erdara hutsean idatziko dut, luzeegia izan ez dadin.

Bueno, bueno, bueno.....  yo no voy a participar en cosasquemedamiedocontar, porque no creo que a nadie le interese, y porque yo soy tan transparente en el blog como en la vida real, nunca he tenido pelos en la lengua.


Pero sí quiero mencionar algunas reflexiones derivadas de posts, comentarios, conversaciones con bloggers o lectores o amigos...etc, y sin duda, este cosasquemedamidocontar en concreto.


A mi parecer, los blogs no son otra cosa que el reflejo de la sociedad en la que vivimos (suena a cliché, lo sé). Vivimos rodeados de imagenes, y el poder de las imagenes, en una sociedad cada vez más carente de valores, principios éticos y morales,a menudo, nos ha llevado a perder el norte y el objetivo real de las cosas. Sin embargo, a esto se le llama desarrollo (que es distinto que evolución, ojo!!!). Puede que nos guste, o no, cómo se desarrolla la sociedad y el mundo, por tanto, también los blogs.


En el mundo de los blogs uno tiene que buscar su sitio, saber qué quiere hacer, a dónde quiere llegar, qué busca, qué le satisface... En definitiva, definirse. Cuando se está bien definido, se puede seguir una linea de actuación acorde, o no, con una tendencia, ideología, pensamiento, principio.

Sin embargo, la búsqueda de la definición propia está sujeta al desarrollo que comentaba antes. Todos nos desarrollamos y en coherencia con ese desarrollo (que no evolución) nos definimos.


Afortunadamente, internet no tiene puertas de entrada y salida, aquí uno es quien quiere ser y es como quiere ser. No hay censuras externas, ni ideológicas, ni conductuales, ni actitudinales...etc. El que se corta al escribir es porque él mismo se impone los límites. Esa censura existe, queridos, en nuestras cabecitas, en el miedo al qué dirán, en el miedo a ser juzgados, en el miedo a....lo que os dé la gana. Es el mismo miedo a ir a una playa nudista. Pero, aquí, en internet uno se pode desnudar sin miedo.


En mi caso, empecé a escribir el blog en septiembre del 2009 y abrí un blog de cocina porque:

  • Tenía tiempo de sooooobraaaa....
  • Había muy poca cocina vegetariana simple y poco elaborada....
  • Escaseaban los blogs en euskera, mi lengua materna y la que quiero.....
  • Me pareció un buen modo de enseñar que para ser vegetariano, incluso en el paraíso de la chuleta y el bacalao al pil-pil, no hace falta gran cosa.....

Desde entonces la blogosfera ha cambiado mucho pero, mi vida y yo también lo han hecho. De modo que lo que era en el 2009, no lo soy en el 2012, y el blog tampoco. En este período, el tema de las fotos me matirizó durante algún tiempo hasta que Aran Goyoaga del blog cannelle et vanille salió en el programa de David de Jorge y dijo que dedicaba unas 10h a cada post. Aiii....ilusa de mí, Aran es profesional del food styling.

Mi blog no es un blog de fotos, y de hecho, no quiero que lo sea, no me gusta nada, nada, nada hacer fotos. Eso, no significa, que en este mundo de imagenes y estética, no me gusten las cosas bonitas. Me gusta lo bonito, pero, no le dedico mi esfuerzo a lo estéticamente bonito. Me gusta lo bonito natural, lo que tiene gracia, chispa y mágia personal, lo que no sigue patrones, lo diferente, y que no requiere de un esfuerzo por ser bonito. Es más, creo que el "bonitismo" provocado, forzado o copiado se convierte en "horrendismo".  Mi blog no trata del food styling, a mí las fotos me la traen al pairo. Pero quien dedique su blog al food styling, pues oye, que fenomenal, que así yo alimento mi voyeurismo.


Además del tema foto, estética, he pasado por muchas otras dudas existenciales respecto al blog, que si sigo escribiendo en euskera o no, que si me he vendido a la repostería o no (es lo que más me divierte con diferencia), que si tiene interés para los demás o no, que para qué esta receta si está en todas los blogs del mundo mundial...y así...suma y sigue. Pero tras todas estas dudas, y gracias a comentarios personales, directos, llamadas, mails, cara a cara, he llegado a definirme y a comprender porqué escribo el blog:

  • Por orden: Porque tengo mis recetas ordenadas, y porque me hace ilusión llegar a casa y encontrarme con la sorpresa de la comida hecha porque alguien se ha acordado de mirarla en el blog.
  • Por Utilidad: Porque hay gente, que a pesar de no escribir comentarios en el blog, utiliza mis recetas, como son el caso de Irune y mi tarta de queso, un desconocido al que le ha gustado la receta del fudge de chocolate, mi profe de frances y mis champis, Esther y las galletas, Olaia y la tarta de manzana, Maitane y las rocas de chocolate, Sergio...etc. En fin, los que me dicen de verdad, de verdad de la buena que algo les ha gustado.
  • Por Practicidad: Porque cuando me piden una receta no tengo que escribirla, simplemente les digo que la miren en el blog, y saben que siempre estará ahí.
  • Por Placer: Porque me lo paso bien.... y cuando no ha sido así lo he abandonado, y lo abandonaré....y volveré....y como la vida misma....
  • Por Amigos: Porque he conocido mucha gente intresante, que no nombraré por no olvidar a nadie.
  • Por Aprender: Porque desde que comencé no he dejado de aprender y de superarme a mí misma...hasta hago pan...

Por tanto, esta será mi casa, donde yo haga lo que me dé la gana. Hablaré de lo que mi madre me dijo que era de mala educación: dinero, política, sexo y religión, o puede que os comente qué libro estoy leyendo, o escribiré sobre algo que me gusta o me enfada (más me enfada que me gusta), os comentaré cómo está el tiempo en Bilbao o....... y yo qué sé, simplemente lo que me venga en gana. Y no pensaré en el vecindario como dice Mayte, me importan un bledo los comentarios, los seguidores, el número de entradas y los aniversarios del blog.


Solo me importa pasarlo bien, y si de paso, alguien se lo pasa bien con lo que encuentra en la libélula roja, o simplemente le viene bien, pues que lo disfrute, que yo encantada.