ZERBA KUXPETAK / BUÑUELOS DE ACELGAS


Yotam Ottolenghiren Jerusalem liburuko beste bitxi bat.

Otra joya del  libro Jerusalem de Yotam Ottolenghi.





OSAGAIAK:
  • 400 gr de hoja de acelga 
  • 30 gr de perejil
  • 20 gr de cilantro
  • 20 gr de eneldo
  • 1 1/2 cucharilla de nuez moscada
  • 1/2 cucharilla de azúcar 
  • 3 cucharadas de harina blanca
  • 2 dientes de ajo majados
  • 2 huevos M
  • 80 gr queso feta desmigado
  • 60 ml aceite de oliva
  • 1 limón cortado en gajos
  • pimienta 
  • sal
ELABORAZIOA:
  1. Hervir las hojas de acelga durante 5 min
  2. escurrir hasta que se queden sin líquido
  3. en una batidora triturar las acelgas, las hierbas, la nuez moscada, el azúcar, la harina, los ajos y los huevos.
  4. añadir el queso con las manos
  5. freir 
  6. servir con gajos de limón
* Los buñuelos tiene la ventaja de que la mezcla se puede dejar preparada con antelación. En este caso, yo no añadiría ni la harina ni los huevos hasta el final.

HIMBEREEN STREUSELKUCHEN / AHABI TARTA ALEMANIARRA / TARTA DE FRAMBUESAS ALEMANA



La Sartén de Cordelerían egindako aurreko ikastaroko beste tarta bat da hau. Erraza eta oso arrakastatsua da.



Esta es otra de las tartas realizadas en el curso de La Sartén de Cordelería. Fácil y muy exitosa.




OSAGAIAK:

MASA:
  • 250 gr de harina repostera
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharilla de royal
  • 1 pellizco de sal
  • 100 gr de mantequilla fría
  • 1 huevo M
STREUSEL:
  • 115 gr de harina repostera
  • 115 gr de azúcar
  • 1 cucharilla de canela
  • 75 gr de mantequilla fría
  • almendra laminada
RELLENO:
  • 3 cajitas de frambuesas
  • 2 cucharadas soperas de azúcar glacé

ELABORACIÓN:
  1. Precalentar el horno 180º
  2. encamisar un molde rizado con mantequilla y papel de hornear en la base
  3. Masa: mezclar harina, azúcar, sal, royal en un bowl
  4. añadir la mantequilla y pellizcar poco a poco con las yemas de los dedos hasta conseguir una especie de arenilla
  5. añadir el huevo y mezclar hasta amalgamar y conseguir una masa
  6. filmar la masa y enfriar en la nevera durante 1h
  7. Streusel: proceder igual que la masa: mezclar los ingredientes secos (salvo las almendras) y pellizcar la mantequilla hasta conseguir una especie de arena, esta vez gordita, y enfriar en la nevera
  8. estirar la masa sobre una superficie enharinada y colocarla sobre el molde
  9. Relleno: mezclar las frambuesas con el azúcar glacé
  10. poner el relleno de frambuesas sobre la masa
  11. esparcir el streusel sobre las frambuesas
  12. esparcir las almendras laminadas entre el streusel
  13. hornear durante 40-45 minutos, o hasta que el streusel haya cogido color dorado
  14. dejar enfriar del todo en el molde (o se romperá al sacarla)
* La masa se puede realizar el día anterior. También puede ponerse directamente sobre el molde sin enfriar, como si fuera plastilina. Además, congela muy bien. Puesto que la masa lleve royal, cuando se setira se rompe un poco.

* La canela del streusel se puede omitir, en incluso sustituir por ralladura de cítricos, cardamomo molido, nuez moscada, jengibre...etc.
* Se puede sustituir 50 gr de harina de la harina del streusel por 50 gr de almendra molida

* Los frutos rojos son al gusto, incluso se pueden utilizar congelados.

GUGELHUPF edo KUGELHOPF



Alsazian jaten den brioche antzeko gozo bat. Hau ere La Sarten de Cordelerían emandako ikastaroan egindakoa.



Una especie de brioche que se come en Alsacia. Este es otro de los dulces realizados en el curso que impartí en La Sartén de Cordelería.



OSAGAIAK:
  • 375 gr de harina panadera
  • 60 gr de azúcar (se puede aumentar)
  • 7 gr de sal fina
  • 15 gr de levadura fresca
  • 2 huevos M
  • 115 gr de leche
  • 90 gr de mantequilla pomada
  • 20 gr de kirsch
  • 115 gr de pasas sultanas
  • almendras crudas
  • azúcar glace para decorar

ELABORAZIOA:
  1. El día anterior poner las pasas a macerar en el kirsch
  2. en un bowl mezclar: harina, azúcar, sal, levadura, huevos y leche
  3. amasar durante 15 min
  4. añadir la mantequilla y seguir amasando 10 min
  5. un min antes de finalizar añadir las pasas escurridas
  6. dejar fermentar en un bowl engrasado durante 1h 30 min - 2h (depende de la temperatura ambiente)
  7. engrasar con mantequilla un molde de corona
  8. poner la masa sobre una superficie enharinada
  9. desgasificar: con cuidado, aplanar la masa y hacer un rectángulo
  10. hacer un atillo con la masa
  11. bloear para que la masa adquiera fuerza
  12. dejar reposar la masa durante 15 min, para que se relaje el glúten
  13. poner una almendra en cada una de las ranuras del molde
  14. formar: introducir los dedos índice y corazón enharinados en el centro de la bola, ir girando los dedos para hacer una corona
  15. colocar la masa en el molde
  16. dejar fermentar hasta que sobrepase el borde del molde
  17. precalentar el horno a 180º
  18. hornear durante 40 min, o hasta que al pincharlo salga limpio
  19. sacar del horno y dejar templar 10 min
  20. desmoldar sobre una rejilla y enfriar por completo
  21. espolvorear con azúcar glacé

* Lo bueno del kugelhopf es que no hace falta formarlo demasiado y que va en un molde

* Las masas enriquecidas hechas en casa se secan muy fácilmente, por tanto, es necesario consumirlo en el día

* Es una masa muy fácil de manipular

* Si sale un kugelhopf muy blanco, hornearlo una vez desmoldado durante 5 min

* Los moldes de kugelhopf, en este caso metálicos, suelen encontrarse en supermercados alemanes como Lidl y Aldi a precios muy asequibles.

KÄSEKUCHEN / ALEMANIAR GAZTA-TARTA / TARTA DE QUESO ALEMANA



Tras unos meses sin publicar nada, vuelvo a la carga. Básicamente, por presión y por agradecimiento.



Por presión de mi compañera de trabajo María Junquera, que es seguidora fiel del blog, y lleva desde septiembre exigiéndome que cuide más el blog, principalmente porque creo que es la persona que más cocina lo que publico, y aparentemente, le gusta mucho.


Por agradecimiento a Maru, que está detrás de la escuela de cocina La Sartén de Cordelería, porque ha confiado en mí. El sábado 26 de noviembre dí mi primer curso de cocina. Obviamente, tenía que ver con uno de mis viajes: repostería germana.




La repostería germana es todo un descubrimiento. Además de las conocidas galletas, los alemanes disfrutan de un paraíso de tartas.  A pesar de no ser tan conocido como el té de las cinco de los británicos, los alemanes tienen una costumbre parecida llamada: kafe und kuchen. Entre las tres y las cinco de la tarde,  toman café con tarta. Por tanto, en los pueblos alemanes no es raro encontrar locales con exquisitas tartas hechas con productos locales, un auténtico lujazo.



Además de la cantidad y variedad de tartas que me encontré en mi viaje, lo que más me sorprendió fue el equilibrio de sabores y su ligereza. Las tartas alemanas no son excesivamente dulces, y aunque cuando las vemos en el mostrador parece que puedan ser pesadas, no lo son.



Tanto en Selva Negra como en Bavaria, me encontré con tartas de grandísima calidad, y me sorprendió. Cuando viajo pruebo todo lo que alcanzo, y generalmente suelo llevar bien estudiado qué es lo que me voy a encontrar y qué es aquello que quiero probar, y salvo que tenga localizado un lugar concreto, suele costarme dar con establecimientos de calidad. No obstante, Alemania me ha dejado muy sorprendida. Claro que me he encontrado con algún lugar que no encajara en mis estándares de calidad, pero han sido los menos.



Sin lugar a ninguna duda, de todos las tartas que probé, las mejores fueron las de una pequeña cafetería en Bärental, en la Selva Negra. La señora que lo regenta es campeona de tarta selva negra, y sin duda lo merece. Sin embargo, aunque su tarta selva negra sea de caerse de la silla, su käse shane, bienenstich, Frankfurter kranz...etc no son peores. Os puedo asegurar que las probé todas, y salvo la käsekuchen, que no fue la que más me gusto del viaje, el resto no tenían desperdicio.


Bienenstich



Käse sahne

Aunque me hubiese gustado poder haber hecho más tartas en el cuso de La Sartén de Cordelería, solo tuvimos tiempo para hacer cuatro tartas que iré subiendo al blog, tanto en cuanto pueda.


Tartas del curso

La tarta que os traigo hoy es una tarta muy sencilla, que mis compañeros de trabajo han devorado mientras he estado mejorando la receta estos tres meses anteriores al curso. Tartas de queso alemanas hay cientos, yo me he quedado con dos recetas diferentes, y ambas dan un resultado fabuloso. La mayor diferencia entre una y la otra es, simplemente, que la que hoy voy a subir utiliza las claras montadas y así se consigue un relleno muy parecido a una mousse.



Es una tarta que triunfa, y que tiene muchos puntos a favor, que explicaré al final de la receta:


OSAGAIAK:

MASA:
  • 200 gr de harina
  • 1 cucharilla de royal
  • 100 gr de azúcar
  • 1 sobre de azúcar avainillado
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo M
RELLENO:
  • 1 kg de Quark
  • 85 gr de leche
  • 85 gr de nata montada
  • 5 claras montadas
  • 6 yemas
  • 190 gr de azúcar (incrementar o reducir al gusto)
  • 45 gr de fécula de maíz
  • 1 pellizco de sal


ELABORAZIOA:
  1. Precalentar el horno a 180º
  2. encamisar un molde de cremallera de 26 cm de diametro con mantequilla y papel de horno en la base.
  3. Masa: mezclar harina, royal, azúcares en un bowl
  4. añadir la mantequilla  y pellizcar poco a poco con las yemas de los dedos hasta conseguir una especie de arenilla
  5. añadir el huevo y mezclar hasta amalgamar y conseguir una masa
  6. colocar sobre y el molde y sus paredes como si fuera plastilina
  7. cubrir de papel aluminio y poner peso (garbanzos, arroz...)
  8. hornear durante 30 min
  9. Relleno: batir con una varilla el quark, la leche, la fécula, el azúcar y las yemas
  10. incorporar las claras montadas con una lengua, poco a poco, de abajo arriba
  11. incorporar la nata montada
  12. introducir el relleno en la masa
  13. hornear durante 1 h o 1h 10 min, o hasta que el relleno no baile demasiado (depende del horno y del molde). Tendrás que cubrirlo con aluminio para que no se queme la superficie.
  14. dejar enfriar en el propio molde
  15. una vez templada dejar enfriar sobre una rejilla
* Cubrir la tarta de queso con aluminio cuando haya cogido color

* Tanto la masa como el relleno se puede aromatizar con cítricos o especias


* Se puede utilizar un molde de 23 cm si se forran las paredes más altas aún

* Queda mejor de un día para otro, lo que la hace perfecta para llevar al día siguiente.

Zwetschgenkuchen mit streusel / Aran pastela streuselekin / Pastel de ciruelas con streusel



Bidai batean ikasitako beste errezeta bat dakart gaurkoan. Alemanian, Ingalaterran bezala tea hartzen duten modu berean, "kaffee und kuchen" hartzen dute. Arratsalde partean, kafetegiak jendez gainezka egoten dira kafea eta pastela jateko. Ohitura hau izanda, pastel mota ugari topa daiteke Alemanian zehar, benetan paradisua.

Gaurko hau, aranekin egindakoa bada ere, beste edozein frutarekin egin daiteke. Bertan aran txiki, kanpotik gorri eta barrutik hori batzuk dituzte, eta hauek erabiltzen dituzte. Nik mota honetako bi bote ekarri nituen, freskoak ekartzea ezinezkoa baitzen, eta zoragarria izan da emandako emaitza.

Streuseln delakoa, Ingalaterran "crumble" deritzona da. Azukre, gurin eta irin nahasketa kurruskaria.

Honako pastel honek, arrautz-esne krema darama fruta eta bizkotxoaren artean, baina kremarik gabe ere egin daiteke.


Hoy traigo otra receta aprendida en un viaje. Al igual que en Inglaterra tienen la hora del té, en Alemania existe el "kaffee und kuchen". Por la tarde, las cafeterías se llenan de gente  para tomar pastel con café. Obviamente, teniendo esta costumbre, en el país se puede encontrar una gran oferta de pasteles, un auténtico paraíso.

Este pastel de hoy lo realizan con un tipo de ciruela pequeña, roja por fuera y amarilla por dentro. Sin embargo, se puede realizar con cualquier otra fruta. Afortunadamente, yo me traje dos botes de estas ciruelas, puesto que traerlas frescas era muy difícil, y la verdad es que el resultado ha sido fabuloso.

En cuanto al streuseln, es lo mismo que en Inglaterra llaman "crumble", una mezcla crujiente de harina, azúcar y mantequilla.

Además, este pastel lleva una capa de crema pastelera sobre el bizcocho y la fruta, pero si se desea es prescindible.



OSAGAIAK: molde de 26 cm diametro

PASTELA:

  • 200 gr de harina
  • 100 gr yogur griego
  • 50 gr de azúcar
  • 1 sobre de azúcar avainillado
  • 50 gr de aceite de girasol
  • 60 gr de leche
  • 1 pizca de sal
  • 1 paquete de royal

CREMA PASTELERA:
  • 250 ml leche
  • 3 yemas
  • 60 gr de azúcar
  • 20 gr de harina
  • 15 gr de mantequilla

RELLENO:
  • 1 kg de ciruelas deshuesadas (puede ser fresca, en almibar o congelada)

STREUSEL:
  • 75 gr mantequilla fría
  • 115 gr azúcar
  • 115 gr de harina
  • 1 cucharadita de canela (facultativo)

ELABORAZIOA:
  1. Calentar el horno a 175 ºC, calor arriba y abajo
  2. engrasar el molde.
  3. forrar la base del molde con papel de horno.
  4. Crema pastelera: Calentar la leche con 2/3 azúcar + batir yemas y 1/3 de azúcar + añadir harina a los huevos + añadir un poco de leche y revolver+ añadir el resto de la leche + poner al fuego, batir sin parar hasta que espese.
  5. Streusel: poner todos los ingredientes en un bowl y pellizcar la mantequilla hasta que se integre con los ingredientes secos y se convierta en una especie de arena gruesa.
  6. mezclar todos los ingredientes del bizcocho.
  7. poner la masa resultante sobre la base del molde.
  8. poner la crema pastelera sobre la masa.
  9. colocar las ciruelas sobre la crema pastelera
  10. esparcir el streusel sobre la fruta
  11. hornear durante 60 min o hasta que el streusel haya dorado.
  12. dejar enfriar 5 min en el molde
  13. dejar enfriar sobre una rejilla

* Lo mejor de las tartas alemanas es que no son excesivamente dulces, por tanto son perfectas para acompañarlas.
* A mí me gusta que el streusel sea morenito y crujiente, por tanto, los últimos diez minutos de horno pongo el gratinador, pero con cuidado.
* Las frutas en almibar alemanas no son muy dulces, a mi parecer tienen el punto de azúcar perfecto. Si se va a utilizar fruta ácida conviene endulzarla antes.
* La textura de la crema pastelera es cuestión de gustos. Puede ser más compacta o menos, sólo hace falta agregarle más o menos harina.

* Con esta entrada os cuento que en breve daré un curso sobre Repostería Germana en la sartén de la cordelería. En breve más información sobre el curso, pero por si os interesa aquí os dejo el link: La sartén de cordelería.

TOCINO DE CIELO




Gozozale amorratuentzako postrea.

Beste klasiko bat.


Un postre para golos@s empedernid@s.

Otro clásico.




OSAGAIAK:
  • 10 yemas 
  • 250 gr de azúcar
  • 320 gr agua
  • azúcar para el caramelo
ELABORAZIOA:

CARAMELO
  1. Poner el azucar para camelo en una sarten antiaderente a fuego medio
  2. añadir 50ml de agua
  3. cuando empiece a coger un color rubio claro levantar la sartén del fuego y girar muy suavemente
  4. cubrir la base y los laterales del molde que se vaya a usar
TOCINO DE CIELO:
  1. Calentar el horno a 170º
  2. hervir el agua con el azúcar durante15 min
  3. dejar templar
  4. batir las yemas sin insertar aire ni espumar
  5. añadir el almibar a las yemas en hilo sin dejar de revolver
  6. poner la mezcla en el molde sobre el caramelo
  7. tapar el molde con un albal
  8. cocer en el horno al baño maria: poner el molde sobre un recipiente lleno de agua caliente, que el agua llegue hasta un poco más arriba de la linea del final del tocinillo, si no se secará y hará costra.
  9. meter al horno durante 40-50 min dependiendo del tamaño del molde
  10. meter en la nevera.

MEJADRA


Palestinan osagarri moduan jaten den dilista eta arroza plater osasuntsu eta gozoa. Hau ere Yotam Ottolenghiren Jerusalén liburuan aurkitu daiteke.

Un sabroso y saludable acompañamiento habitual en Palestina. También se puede encontrar en el libro Jerusalén de Yotam Ottolenghi.


OSAGAIAK: (para 6 personas)
  • 250 gr de lentejas
  • 4 cebollas medianas en juliana (700 gr)
  • 3 cucharadas de harina blanca
  • 250 ml aceite de girasol (para freir las cebollas)
  • 2 cucharaditas de semillas de comino
  • 1 1/2 cucharada de semillas de cilantro
  • 200 gr de arroz basmati
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 1/2 de pimienta de Jamaica molida
  • 1 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 350 ml de agua
  • sal
  • pimienta

ELABORAZIOA:
  1. Cocer las lentejas durante 12 min en abundante agua
  2. en un bowl salar y enharinar las cebollas
  3. freir la cebolla, en abundante aceite caliente (como para croquetas), por tandas, hasta que esté frita y crujiente
  4. dejar escurrir el aceite de la cebolla sobre un papel absorbente
  5. en una cazuela tostar las semillas de comino y cilantro
  6. añadir las dos cucharadas de aceite, el arroz, la cúrcuma, la pimienta de Jamaica, la canela, el azúcar, media cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra.
  7. remover para que el arroz  se empape en el aceite
  8. añadir las lentejas y el agua
  9. llevar a ebullución, tapar el cazo y hervir 15 min
  10. retirar del fuego, destapar, cubrir con un trapo de cocina y con la propia tapadera
  11. reservar durante 10 minutos
  12. mezclar con cuidado 3/4 partes de la cebolla
  13. decorar con el resto de cebolla por encima

PATATAK SALTSA BERDEAN LEGATZAREKIN / PATATAS EN SALSA VERDE CON MERLUZA




Betiko klasikoek produktu onekin eginak direnean.........gaindi ezinak dira.


Cuando los clásicos de siempre se cocinan con productos de calidad...........son insuperables


OSAGAIAK:
  • patatas de calidad, peladas y cortadas en láminas de1 a  1/2 cm
  • merluza
  • vino blanco
  • guisantes (facultativo)
  • perejil picado
  • aceite
  • ajo picado
  • sal 

ELABORAZIOA:
  1.  Hacer un fumet de pescado: en un cazo poner la cabeza de merluza y un trozo que esté de sobra, con una ramita de perejil. Hervir 5 min y apagar. Sacar el trozo y dejar enfriar con la cabeza dentro.
  2. desmenuzar el trozo de merluza y rescatar la merluza de la cabeza
  3. calentar el aceite
  4. sofreir el ajo
  5. añadir las patatas y saltearlas en el ajo
  6. agregar un chorrito de vino blanco
  7. dejar que el vino reduzca
  8. añadir el fumet caliente
  9. dejar hervir hasta que se hagan las patatas y se consiga la textura deseada
  10. salar
  11. 5 minutos antes de terminar añadir los guisantes (NO TAPAR QUE SE PONEN MARRONES)
  12. al final añadier el perejil picado
  13. para servir: poner los trozos de la merluza cocida en el centro del plato y añadir las patatas en salsa verde.
* Los trozos de merluza tienen que estar bien limpios de piel y espinas.
* También se puede añadir los trozos de merluza a la cazuela de patatas una vez terminadas, pero puede desmenuzarse demasiado. En mi caso, prefiero añadirlas al plato para poder conservar el trozo entero.

FATEERA edo MUTABBAQ


Beste plater arabiarra. Palestinako Nablus hirian Abdulah ezagutzeko aukera zoragarria izan genuen. Abdulahk Nablus goitik behera erakutsi zigun, eta nik Palestinaren inguruan milaka galdera egiteko aukera izan nuen. Noski, galdera horien artean jakien inguruko ikerketa egiteko aukera izan nuen. 

Nabluseko gozo onenak frogatzera eraman ninduen eta nire bizitza osoan frogatutako fateera onena frogatu ahal izan nuen. 

Israeldarrek Mutabbaq izenarekin ezagutzen dute eta Yotam Ottolenghiren Jerusalen liburuan errezeta aurki daiteke.

Zoragarria da. Filo, gazta eta almibarra.

  Otro plato arabe. En la ciudad palestina de Nablus tuve la fortuna de conocer a Abdulah. Abdulah nos enseñó Nablus de arriba a abajo, y yo le hice un exaustivo interrogatorio sobre Palestina. Por supueso, el interrogatorio me permitió conocer a fondo la gastronomía palestina.

Abdulah me llevó a probar los mejores dulces de la ciudad y pude probar el mejor fateera de mi vida.

En Israel lo conocen como Mutabbaq y la receta se puede encontrar en el libro Jerusalén de Yotam Ottolenghi.

Es fabuloso. Pasta filo, queso y almibar.


OSAGAIAK:
  • 130gr de mantequilla
  • 14 láminas de pasta filo
  • 500 gr de queso ricota
  • 250 gr de queso tierno de cabra
  • pistachos sin sal majados (facultativo)
  • 90 ml de agua
  • 280 gr de azúcar
  • 3 cucharadas de zumo de limón

 ELABORAZIOAK:
  1. Precalentar el horno a 230º
  2. untar una bandeja de horno baja con mantequilla derretida(28 x 37 cm)
  3. poner una lámina de filo
  4. pintar de mantequilla derretida
  5. sobreponer otra lámina de filo
  6. pintar de mantequilla derretida
  7. seguir sobreponiendo láminas y pintando de mantequilla hasta siete capas 
  8. mezclar la ricota y el queso de cabra
  9. poner los quesos sobre la última capa dejando un borde de 2 cm
  10. pintar el queso con mantequilla derretida
  11. cubrir con otra lámina de filo
  12. pintar de mantequilla derretida
  13. poner otra lámina de filo
  14. continuar con este procedimiento hasta completar las otras siete láminas de filo
  15. con cuidado, doblar los bordes de las láminas sobrepuestas debajo del pastel
  16. cortar la superficie en cuadrados
  17. cocer en el horno durante 25-30 min o hasta que esté dorado y crujiente
  18. ALMIBAR: poner el agua, el azúcar al fuego hasta que hierva, añadir el zumo de limón, dejar 2 min y apagar.
  19. verter el almibar sobre el mutabbaq caliente
  20. dejar enfriar 10 min
  21. espolvorear con los pistachos majados

SHAKSHUKA


Hace tiempo que no escribo sobre ninguno de mis viajes. Cada día me cuesta más. En el momento, apetece sacar fotos y relatar cada una de las sensaciones gastronómicas vividas sin embargo, a la vuelta, me parece una grandísima estupidez.

Lo considero sencillo de comprender. En mi opinión, no es posible transmitir mediante un post los sabores y las sensaciones que transmite un alimento determinado en su origen. Para comprender la idiosincrasia de un plato es necesario entenderlo en su contexto, en el estilo de vida del país, en los productos de la zona, en la situación del lugar...etc.


Por esta razón no escribo sobre lo que me he encontrado. No obstante, intento por todos los medios recrear esas sensaciones vividas. Pero, me pregunto: ¿cómo las recrean aquellos que no viajan? No pueden, así de simple. Curiosamente, buscan en internet lo que han aprendido el resto y luego lo transmiten como propio, a menudo, sin referencia alguna, lo que se puede considerar una estafa.

Esta semana santa la he pasado en Palestina. En Palestina y los territorios ocupados de Palestina. Desgraciadamente, el estado de Israel no sólo se ha apropiado de la tierra palestina, sino que además, también se cree con el derecho de robarles su tradición gastronómica.



La gastronomía palestina está incluida en la comúnmente llamada gastronomía levantina, que engloba paises como Palestina, Libano, Siria y Jordania. Pero Israel también se está apropiando de la misma y si leéis sobre gastronomía israelí, os encontrareis con que su gran mayoría de platos coinciden con los de los países anteriormente mencionados. 

Shakshukas hay muchos, internet está lleno. Este último viaje he probado unos cuantos shakshukas como para tener claros algunos conceptos sobre el shakshuka. Además, curiosamente, en Jerusalem, tuve la fortuna de pasar unos días con David Abitbol, judío procedente de marruecos que considera una aberración el mal trato que se le está haciendo a este plato. Podéis leer aquí su artículo sobre el tema.


Es realmente gracioso encontrarte con alguien culturalmente tan ajeno a ti, y opinar igual. Al igual que a mí me repatea el que se añada tomate a la salsa vizcaína o que se engorde la salsa española con harina, a David le repatea que le pongan cebolla al shakshuka.

Y, como él, opino que no hay ningún problema en modificar ciertos platos, pero, por favor, no le llamemos salsa vizcaina o shakshuka, llamémoslos de otra manera.

Los shakshuka que yo he probado no llevaban cebolla, el tomate estaba ligeramente churruscado, la salsa era espesa, y me los he encontrado tanto con pimiento verde como con pimiento rojo.

Sin lugar a ninguna duda, el mejor shakshuka que probé fue en Tel Aviv, sí gente, así es. El local se llamaba Dr. Shakshuka y está situado en el barrio de Jaffa. Una verdadera delicia.

Siguiendo mi memoria gustativa, y confiando, muy acertadamente, en la receta que Yotam Ottolenghi publica en su libro Jerusalem, he cocinado un shakshuka de escándalo.


OSAGAIAK: (2-4 personas)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de pasta de chile (La que tengas. En mi caso una Yemení)
  • 2 cucharaditas de concentrado de tomate
  • 2 pimientos rojos cortados en dados
  • 4 dientes de ajo majados
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 5 tomates grandes muy maduros (yo enteros de lata)
  • 4 huevos de granja
  • sal
ELABORAZIOA:
  1. Calentar el aceite
  2. sofreir el comino
  3. añadir: la pasta de chile, el concentrado de tomate, los pimientos, el ajo y sal
  4. sofreir hasta que los pimientos se ablanden
  5. añadir los tomates 
  6. dejar hasta obtener una salsa espesa
  7. rectificar de sal
  8. formar cuatro huecos en la salsa
  9. añadir los huevos
  10. sofreir hasta conseguir la consistencia deseada

* Es el plato perfecto para prepararlo de antemano. La salsa mejora considerablemente en la nevera tras unos días.
* La cantidad de ingredientes se pueden modificar al gusto.
* Evita usar tomates verdes, si no es temporada, utiliza una buena conserva.